Pilota partidua prentsan #larrabetzu @txokoanpelota

Kaixo.

Pasadan larunbatean jokatutako partiduak prentsan agertu dira

manistabcn.es

Ayer se celebró el primer encuentro de la mujer pelotari organizado por la sección femenina del club Txokoan de Larrabetzu, al que tuve el honor de asistir y participar. Por eso, en esta ocasión, me voy a permitir una pequeña licencia en esta página en la que escribo sobre otros, pero hoy voy a narrar una experiencia única, personal e intransferible. Ésta quedará para siempre en mi memoria y además pude compartirla con mi hija Mariona y con dos grandes amigas Guada y Erika.

LarrabutzeCierto es que hicimos 600 kilómetros para ir y otros tantos para volver desde Barcelona para llegar a un pequeño pueblo llamado Larrabetzu, apenas a veinte minutos de Bilbao en coche. Pero creedme cuando os digo que valió la pena. Allí nos esperaban grandes mujeres que, a pesar de los impedimentos que tienen para practicar un deporte masculino como es la pelota mano, decidieron organizar el primer encuentro de la mujer pelotari. A pesar de decidirnos el día anterior a ir al torneo, nos abrieron las puertas de sus propias casas; para ellas lo primordial era que pudiéramos jugar y unirnos a su espíritu emprendedor. Así ha sido, os lo aseguro. Allí pudimos ver calidad en el juego y calidad en las personas que hemos conocido. Ainara, Paula, Mari Carmen, Jone, Ane… y así, hasta 23 pelotaris que conforman el addenda femenino del club Txokoan de Larrabetzu. Todas unidas por un deporte.

En el frontón nos dimos cita para la ocasión jugadoras de pelota mano de Álava, La Rioja, Guipuzcoa, Navarra, Vizcaya y nosotras, las catalanas. Los partidos se disputaron durante toda la tarde bajo la atenta mirada de la juez profesional, Irene Ortiz, de Mungia. Quién ganaba o quién perdía quedaba en un segundo plano, lo importante es que este colectivo femenino de Larrabetzu estaban haciendo historia.

LarrabetzuY cuando parecía que ya no podían sorprendernos más todavía, nos dejaron boquiabiertas con el magnífico gesto que tuvieron para con Naroa, Izaskun y Ana, de Pamplona a las que les regalaron un cheque que el club de Larrabetzu había conseguido en un torneo de Bermeo para financiar algunos gastos de la pelota femenina. Pues las navarras no cuentan con ninguna financiación pública.

De Larrabetzu nos llevamos el recuerdo, la calidad, la hospitalidad y la generosidad de las personas y las pelotaris del norte del país que allí nos han acogido y nos han demostrado que querer es poder.

Gracias a todas porque nos hemos sentido como en casa. Sois un ejemplo a seguir y nuestra referencia aquí en Barcelona.

ELCORREO.

pilota

 

ZORIONAK !

 

Elkarbanatu:

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude