Etiketaren artxiboa: eskolak

EUSKARAREN EGUNA ESKOLAN #LARRABETZU

Kaixo.

 

Euskararen eguna eskolan:

http://www.larrabetzukoeskola.org/

Euskararen nazioarteko eguna

Aurten eskolan Euskararen Nazioarteko eguna ospatzeko Imanol Urbietari omenaldia egingo diogu.Euskal kantugintzan ekarpen handia egin zuen eta haurrentzako musika sortzen nabarmendu zen.Hain zuzen ere, Urbietaren abestiz osatutako kontzertua egingo dugu eskolako patioan. Hona hemen gure kantaldiaren erakusgarria.

 

COMEDORES ESCOLARES: DE AQUELLOS BARROS ESTOS LODOS #LARRABETZU

Kaixo.

Gaurko GARA egunkarian irakurritakoa:

MARIJOSE UGALDE, ALI ETXARTE Y EUNATE GUARROTXENA
ESCUELA PÚBLICA DE LARRABETZU.

A raíz de la multa –millonaria, por cierto– del Tribunal de la Competencia y el debate abierto sobre las empresas de alimentación y los comedores escolares, nos gustaría hacer un poco de historia sobre el tema y lanzar algunas preguntas.

No siempre los centros escolares han funcionado con empresas de catering. Los comedores surgieron por la voluntad de padres y madres ante las nuevas necesidades de las familias. Una vez puestos en marcha, es la Administración la que intenta regularizarlo a través de una orden en marzo de 2000; orden que, por cierto, sigue vigente.

Con esta regulación lo que se pretende es externalizar el servicio que venía siendo gestionado por los centros a través de las asociaciones de padres y madres y poner los comedores en manos de las empresas de catering.

Califican este modelo como de «gestión directa», y como herramienta «con una adecuada asignación de recursos humanos, materiales y económicos». A partir de aquí, la Administración intenta por todos los medios que todos los centros que mantenían una gestión autónoma, según ellos «indirecta» –al margen de las empresas de catering–, entren por el «aro» y todo se haga a través de los catering.

El último intento fue el curso 2007-2008, donde se dio un ultimátum a los centros que mantenían una gestión autónoma, o nos apuntamos al modelo de «gestión directa» que denomina la Administración y que pasa sí o sí por las empresas de catering o nos quitan todos los recursos humanos y materiales y económicos que nos corresponden como centros públicos que somos. La mayoría de los centros, ante la perspectiva de quedarse sin recursos, optaron por el modelo de gestión que imponía la Administración. Hubo resistencia, propuestas alternativas, pero nadie atendió las peticiones, ni partidos, ni sindicatos.

Desde una visión cortoplacista y corporativista, ni sindicatos con representación en el sector ni partidos (no todos eran legales) quisieron ver ni entender la importancia de la alimentación de nuestros hijos e hijas, lo que suponía mantener unos modelos autónomos de gestión, la implicación de cada centro con su comedor, la importancia de comprar en el entorno, la importancia de recurrir a alimentos de temporada de los productores más cercanos… Y la constatación de que dicho modelo no solo era, y es, mejor –mayor satisfacción de quien lo usa y sus familias– sino que incluso resulta más barato.

Al final del proceso, solo dos centros en toda la comunidad mantuvieron el modelo gestión autónomo, al margen de las empresas de catering. De los dos, uno es la escuela pública de Larrabetzu. A estos centros públicos les quitaron todos los recursos públicos: personal de cocina, subvención al alumnado transportado…

Estos comedores no existen para la Administración. Y, sin embargo, a día de hoy siguen funcionando. Las asociaciones de padres y madres gestionan el comedor, contratan al personal, confeccionan los menús, se abastecen del mercado local y los productores del pueblo. El precio del menú es el mismo que el del catering. Con las cuotas se cubren todos los gastos, mientras que con el modelo de catering las cuotas solamente cubren alrededor del 60% de las facturas, el resto lo pone la Administración (dinero público).

Este comedor es referencia y es un orgullo para quienes lo gestionan, quienes lo utilizan y para el pueblo en su conjunto. Además de autosuficiente. Ahora, después de tanto tiempo, nos dicen que las empresas hacían trampas. ¿Dónde ha estado la Administración mientas tanto?

Los centros no pueden decidir qué modelo de comedor quieren para sus hijos e hijas. Ha habido, por parte del Gobierno Vasco, un gran esfuerzo para que los centros opten por las empresas de catering, y es la Administración, por cierto, la que decide cuál toca a cada centro, al margen de si gusta más o menos. ¿Por qué se ha usado la imposición contra los centros y se ha puesto tanto empeño en los catering? Este modelo de gestión nunca se ha autofinanciado. Las cuotas que pagan las familias suponen alrededor del 60-62% de lo que las empresas facturan a los centros –que no de los gastos–, ya que a estos habría que sumarles repuestos de menaje, arreglos…

¿Por qué resultan tan caros los comedores cuando está demostrado que funcionando de otra manera pueden ser más rentables y eficientes?

¿Por qué la Administración se niega en redondo a dotar a los centros nuevos de cocinas donde poder realizar la comida?

¿Por qué no deja la Administración a los centros que lo solicitan cambiar de modelo de gestión?

¿Por qué no se pregunta al alumnado, usuarios, su grado de satisfacción con lo que comen 10 meses al año durante 14 años?

¿Por qué la Administración sigue ignorando los comedores que funcionan de forma autónoma, autosuficiente y con un gran nivel de calidad y satisfacción negándoles cualquier recurso público y sigue gastando ingentes cantidades de dinero con el modelo catering?

Existen modelos, no hay que inventar mucho. Hay que dar autonomía real a los centros para que puedan, si así lo solicitan, salir de donde la Administración los ha metido. Y una real voluntad política para ver lo que funciona y potenciarlo a la vez que revisar, de verdad, lo que no funciona.

La trampa quizá haya sido de las empresas, pero la responsabilidad de su implantación en nuestros centros y la falta de control es de la Administración.

El dinero público es de todos, aunque algunos piensen que no es de nadie.